Alma y pluma en mano, Reflexiones

La chica que nadie saca a bailar

 

El leve rumor, casi desapercibido, de las risas que intentan combatir contra los fuertes compases de la música. En el lavabo femenino,unas cuántas se retocan el maquillaje e inician su particular sesión para las historias de Instagram. Un grupo de chicos también intentan, sin mucho éxito, capturar un instante de esa noche mientras intentan ocultar su gran “ciego” ante el flash de su cámara. Otros intentan huir del calor y del ruido de la discoteca y aguardan en la puerta mientras expulsan el humo del cigarrillo. Sigue leyendo “La chica que nadie saca a bailar”

Anuncios
Alma y pluma en mano, Rota

Yo también lo merezco

6d005303ad44c1380535f999392b154d
Pinterest

Dicen que si quieres a algo o alguien déjalo ir. Si estáis destinados a cruzados de nuevo pasará, sino es que nunca debiste aparecer en la vida del otro.

He desafiado al destino y no debí hacerlo. Quizás si más de uno hubiésemos hecho caso a esa estúpida frase nos hubiésemos evitado alguna que otra decepción. Sigue leyendo “Yo también lo merezco”

Alma y pluma en mano, Para Nunca

Recuérdame

c65af12dde843a0b7c06468f8fb4c7e8
Pablo Alborán – Recuérdame

Sonreiré al recordar nuestros momentos, nuestros abrazos y nuestros besos. Si en algún lugar lejano nos volvemos a ver, cada cual con su nueva vida, sonreiré con alegría. Me alegrará de que rehagas tu vida con otra persona, me alegrará de verdad, sinceramente; porque te lo mereces.

Sigue leyendo “Recuérdame”

Alma y pluma en mano, Rota

Ya no

b6922c7bc901987d67f8e711795115c0
Pinterest

Y ya no volverás a ser la misma porque te la han metido doblada, y no una vez tan solo. Puñalada tras puñalada, demasiadas me atrevería a decir. Demasiadas las veces que has tropezado con la misma piedra incluso te has encariñado y varias las que has perdonado.

Y ya no volverás a ser la misma, porque tu corazón ya no puede con una decepción más. Tus ojos no son capaces ya de derramar una lágrima más por verdades ocultas en caras de falsas monedas. Ya no puedes con más dolor y lamentación por ser tan ingenua. Hasta aquí has llegado.

Y ya no serás la misma, pero no será tampoco el fin del mundo.

Empieza una nueva historia, lejos de todo aquello que pueda dañarte. Ha llegado el momento de cerrar con doble llave el candado del baúl de viejos recuerdos, aquel en el que se esconde las historias que han hecho que seamos como somos, avanzando en cada paso, cada vez mejores. Ha llegado el momento de abrir nuevas puertas….

Aunque ya nunca volverás a ser aquella chica que siempre guardaba una sonrisa para los demás junto a un abrazo, ya no tendrás ningún consejo sabio dentro de ti para ayudar al próximo. No, ya no. Porque te han roto el corazón en mil pedazos..

Ya nunca pondrás la mano en el fuego por alguien, porque no serás capaz de confiar en alguien, incluso fiarte de tu propia sombra. No, ya no. Al menos no lo harás como solías hacerlo.

Llegaran otras personas, si. Volverás a ilusionarte. Volverás a creer en la gente. Volverás a saber que se siente cuando alguien te importa, cuando alguien te mira y te hace feliz, y te hace sentir. No será esa persona, ni sea ese momento, ni sera su olor ni su risa. No será cuando le viste por primera vez y algo en ti te susurró dentro: esto va a ser grande. Serán otros, serán importantes, si. Pero tu nunca jamás serás lo que fuiste aquella vez, cuando todo era de colores.

Pero no es el fin del mundo… No, aún no. Algo bueno te está esperando.